La apnea del sueño incrementa el riesgo de accidentes de tráfico

sleep apnea

Los accidentes de tráfico son uno de los motivos principales de mortalidad en el mundo. Entre las razones que los producen, los problemas de sueño son unas de las más frecuentes. Por ejemplo, accidentes que involucran a personas con Síndrome de Apneas-Hipopneas del Sueño (SAHS), que es un trastorno del sueño que afecta a un 40 % de la población mundial. 

Pero, ¿qué son las llamadas apneas del sueño? Las apneas del sueño son trastornos en los que la respiración se detiene y se reanuda durante las horas de sueño. Las personas que las sufren roncan, y se despiertan cansadas incluso después de haber dormido muchas horas. Es posible también que estas personas se despierten y no lo recuerden, lo que puede ocasionar también somnolencia diurna, quedarse dormido durante el día, irritabilidad o fatiga. También es posible que experimente dolores musculares, cefaleas, pérdida de memoria y cambios de humor.

Por todas estas razones, la apnea del sueño es un trastorno que puede ser peligroso, ya que esta falta del “buen sueño y descanso”, puede hacer que durante el día surjan distracciones y accidentes, tanto leves como graves. Entre ellos, los accidentes de tráfico, que podrían ser totalmente prevenibles con el tratamiento adecuado.  

TIPOS DE APNEAS DEL SUEÑO Y SUS DIFERENCIAS

Existen tres variantes diferentes de la apnea de sueño según las causas directas que la provocan: 

1- Apnea obstructiva del sueño: por lo general, causada por el estrechamiento o bloqueo de las vías respiratorias. 

2- Apnea central del sueño: producida cuando el cerebro no envía señales a los músculos que se encargan de la respiración. 

3- Apnea mixta: combina ambas apneas, y es menos frecuente pero más peligrosa. 

Cómo se puede prevenir los accidentes por apneas de sueño

El tratamiento con CPAP (presión positiva continua en la vía aérea) demostró ser muy eficiente en el tratamiento de las apneas del sueño. Este dispositivo evita el cierre de las vías respiratorias mediante el aumento de la presión de aire en su interior. El aire a presión se introduce a través de la nariz y la garganta mediante una mascarilla que se sujeta con un arnés. Así, el paciente logra dormir bien, sin interrupciones y lo más importante: se despierta luego de una noche de sueño de calidad, lo que puede ser beneficioso en todos los aspectos de su vida y las de los demás. 

Con o sin apneas: más consejos para dormir mejor

Sin dudas, si bien el Cpap será fundamental para el tratamiento de la apnea del sueño, para la Medicina del Sueño hay algunos factores que influyen a la hora de conseguir un descanso de calidad. Por eso, seguir algunas pautas pueden ayudar al paciente que sufre a dormir mejor y despertar descansado. Por ejemplo: 

  • Ir a dormir siempre a la misma hora. 
  • Levantarse a la misma hora. 
  • Eliminar el consumo de cafeína al menos 6 horas antes de ir a la cama. 
  • Eliminar el consumo de alcohol o drogas. 
  • Apagar las pantallas, incluido el celular, al menos 2 horas antes de ir a dormir. 
  • Si ayuda, hacer una meditación o relajación antes de entrar en la cama. 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Marque como favorito el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.