Salud mental: ¿Cómo gestionar sus emociones?

La salud emocional es una parte importante del bienestar físico y mental general. Las personas que gozan de buena salud emocional tienen control sobre sus pensamientos, sentimientos y comportamientos, además de ser capaces de hacer frente a cualquier reto que se les presente en la vida, al tiempo que mantienen buenas relaciones, lo que significa que se sienten felices consigo mismos sin tener que buscar constantemente la validación externa de los demás a su alrededor cuando se trata de momentos demasiado tristes o de sentirse estresado todo el tiempo, porque estas emociones seguirán llegando, pero en lugar de dejar que la negatividad nos consuma como algunos no saben manejar esas cosas; en lugar de ello, simplemente te levantas cada vez, incluso si ya ha habido múltiples contratiempos.

¿Cómo mejorar la salud mental?

La búsqueda del bienestar emocional es un viaje que dura toda la vida. Cuando uno está emocionalmente sano, no sólo permite la productividad y el afrontamiento de los factores de estrés en la vida cotidiana, sino que también ayuda a que los demás se sientan más tranquilos a su alrededor porque saben que sus emociones serán respondidas sin miedo ni juicio por parte de personas ajenas; esto les lleva a un camino más fácil hacia el éxito en todos los frentes, también en el físico.

Las investigaciones han demostrado que el mantenimiento de niveles elevados puede llevar a las personas a tener menos signos asociados a una mala función cardíaca, como la presión arterial elevada y la obesidad, en comparación con quienes tienen una autoestima más baja.

¿Cómo cuidar la salud mental?

A menudo tenemos emociones fuertes sobre las cosas que nos ocurren en la vida. Cuando nos sentimos tristes, frustrados o enfadados, puede ser difícil pensar con claridad y tomar buenas decisiones por nosotros mismos. Tómate un tiempo de tu apretada agenda antes de actuar sobre lo que te molesta para ver si hay otras soluciones o formas de afrontar esos sentimientos.

Expresarlos adecuadamente también es importante: esto puede significar hablar en privado cuando alguien cercano entienda lo mal que le ha sentado algo; compartir las tristezas en épocas como la Navidad para que nadie se sienta solo porque también está pasando por momentos difíciles y, por último, aprender métodos de relajación que nos ayuden a sobrellevar mejor la presión.

Equilibro Saludable

Alcanzar el equilibrio es difícil y a veces hay que encontrar un camino de vuelta. La clave, según los investigadores de la Universidad de Waterloo (Canadá) (una universidad que destaca por su experiencia en este tema), reside no sólo en encontrar tiempo, sino también en tener perspectiva: ¿A qué le das prioridad? ¿Sus objetivos giran principalmente en torno al trabajo/juego o a la actividad frente al descanso; si es así, cómo influye cada uno en la consecución del éxito personal?

Es importante encontrar un equilibrio saludable entre el trabajo, el juego y el descanso. Hay que dedicar tiempo a las cosas que se disfrutan para que la vida se desvíe del ajetreo de las tareas cotidianas en casa o en la oficina. 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Marque como favorito el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *