¿Cuál es la diferencia entre oxígeno continuo y oxígeno a pulso?

Entendiendo las equivalencias en concentradores de oxígeno

Introducción: Los concentradores de oxígeno son dispositivos médicos esenciales para pacientes con enfermedades respiratorias que requieren una fuente de oxígeno adicional. Estos equipos pueden suministrar oxígeno en dos modalidades principales: oxígeno continuo y oxígeno a pulso. En este artículo, explicaremos en detalle las diferencias entre estas dos modalidades, y discutiremos las equivalencias entre litros por minuto (LPM) y mililitros por respiración (ml/breath), y si son comparables.

  1. Oxígeno continuo: El oxígeno continuo es una modalidad en la que el concentrador de oxígeno suministra un flujo constante de oxígeno al paciente, independientemente de su patrón respiratorio. Es decir, el dispositivo libera oxígeno de manera constante a una tasa específica medida en litros por minuto (LPM). Esta modalidad es comúnmente utilizada en pacientes que requieren un flujo de oxígeno constante y predecible, como aquellos con enfermedades pulmonares crónicas o insuficiencia cardíaca.
  2. Oxígeno a pulso: El oxígeno a pulso, también conocido como oxígeno pulsado o oxígeno demandado, es una modalidad en la que el concentrador de oxígeno suministra oxígeno solo durante la inhalación del paciente. Esto significa que el dispositivo detecta cuando el paciente está inhalando y libera una “bolita” de oxígeno en ese momento. La cantidad de oxígeno suministrado se mide en mililitros por respiración (ml/breath) y el dispositivo se ajusta automáticamente para adaptarse a la frecuencia respiratoria del paciente.
  3. Equivalencias de LPM y ml/breath: ¿Son comparables? En general, no es del todo correcto comparar LPM y ml/breath como unidades equivalentes. La razón es que estas unidades se utilizan en diferentes modalidades de suministro de oxígeno y pueden variar en función de las necesidades y condiciones del paciente. Por ejemplo, un flujo de 1 LPM en oxígeno continuo no es necesariamente igual a un flujo de 1 en oxígeno a pulso.

Sin embargo, es posible establecer una relación aproximada entre LPM y ml/breath, considerando la frecuencia respiratoria del paciente y la eficiencia de la administración de oxígeno en cada modalidad. Pero es fundamental recordar que estos valores son solo aproximaciones y deben ser ajustados según las condiciones y necesidades específicas del paciente.

  1. Flujo 1 en pulso vs. 1 LPM en continuo:
    Aunque no se puede establecer una equivalencia exacta entre flujo 1 en pulso y 1 LPM en continuo, es posible entender las diferencias en términos de eficiencia de suministro de oxígeno. El oxígeno continuo proporciona un flujo constante, lo que puede resultar en un cierto desperdicio de oxígeno si el paciente no inhala durante todo el tiempo en que el oxígeno está siendo suministrado. Por otro lado, el oxígeno a pulso se suministra solo durante la inhalación, lo que hace que el suministro de oxígeno sea más eficiente y ajustado a las necesidades del paciente.

Por ejemplo, si un paciente tiene una frecuencia respiratoria de 20 respiraciones por minuto y recibe un flujo de 1 LPM en oxígeno continuo, se suministrarán 50 ml de oxígeno por cada respiración (1000 ml / 20 respiraciones = 50 ml/respiración). Sin embargo, si el mismo paciente recibe un flujo de oxígeno a pulso con un volumen de 20 ml/breath, se suministrarán solo 400 ml de oxígeno en total por minuto (20 ml/breath x 20 respiraciones = 400 ml). En este caso, el oxígeno a pulso puede ser más eficiente, ya que se ajusta al patrón respiratorio del paciente y se suministra menos oxígeno por minuto.

  1. Conclusión: En resumen, el oxígeno continuo y el oxígeno a pulso son dos modalidades diferentes de suministro de oxígeno en concentradores de oxígeno. La principal diferencia entre ambas es que el oxígeno continuo proporciona un flujo constante de oxígeno, mientras que el oxígeno a pulso se suministra solo durante la inhalación del paciente. Aunque no es del todo correcto comparar LPM y ml/breath como unidades equivalentes, es posible establecer aproximaciones para entender las diferencias en eficiencia y adaptabilidad entre ambas modalidades.

Es crucial que los pacientes y profesionales de la salud consideren las necesidades individuales y las condiciones específicas al elegir la modalidad más adecuada para cada caso. Siempre es recomendable consultar con un médico antes de tomar cualquier decisión relacionada con el uso de concentradores de oxígeno y el suministro de oxígeno en diferentes modalidades.

-30%

Concentrador de Oxígeno Portátil

GCE Zen-O Lite con 2 Baterías

$1,995.00

Concentrador de Oxígeno Portátil

Respironics SimplyGo Concentrador Portátil

$2,495.00
-17%
Sin existencias

Concentrador de Oxígeno Domiciliario

Philips Respironics EverFlo 5L

$750.00
-26%

Concentrador de Oxígeno Portátil

Inogen One G5

$2,195.00$2,495.00

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat
1
Soporte (WhatsApp & SMS)
Hola! Cómo te podemos ayudar?